PIPE BURSTING, el único sistema que permite aumentar la sección de la tubería existente.

Recomendado para la sustitución de líneas de agua potable, saneamiento y gas en zonas urbanas.

El sistema Bursting está recomendado para la sustitución de líneas de agua potable, saneamiento y gas en zonas urbanas.

Para la sustitución de tuberías, las barras articuladas de tiro son empujadas desde el pozo de tiro a través de la vieja tubería hacia el pozo de inserción de la nueva tubería. Una vez llegan las barras a este pozo, se acopla una cuchilla de corte, un cono expansor y la nueva tubería, normalmente de polietileno con soldadura a tope.

Para conseguir su instalación, la tubería existente debe ser cortada o fragmentada por el equipo de rotura y expansión, el cual simultáneamente va incrustando la tubería vieja en el terreno circundante y arrastrando la nueva conducción de polietileno.

El equipo de trabajo consiste en un cabezal rompedor en forma de cuchilla que, fruto de la tracción originada por un la estación hidráulica de 100 toneladas de capacidad máxima de tiro situada en el pozo de llegada, es capaz de seccionar la tubería existente e instalar la nueva.

El Sistema Bursting también puede ser una opción viable para las situaciones en que una tubería existente ha colapsado y son necesarios grandes trabajos de excavación, lo que no se considera factible o rentable.

En muchas ocasiones fractura de la tubería es una buena alternativa a los trabajos de excavación a gran escala. A pesar de que aún se requieren pequeños pozos para el proceso de fractura de la tubería, estos pozos son significativamente menores que las excavaciones relacionadas con los proyectos tradicionales de sustitución de tuberías civil.